24 de octubre de 2008

¡Es tiempo de soberanía alimentaria!


Giorgio Trucchi-Rel UITA

Nicaragua sigue siendo una de las naciones más vulnerables por sus altos niveles de pobreza y la situación de inseguridad alimentaria y nutricional avanza sin dar tregua. Frente a esta situación, las 73 organizaciones que conforman el Grupo de Interés por la Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional (GISSAN) dieron a conocer su posicionamiento frente a esta crisis.

Según los nuevos cálculos realizados por la FAO en 2008, se estiman en 923 millones las personas en el mundo con hambre. Nicaragua, firmante de los Acuerdos de la Cumbre Mundial de la Alimentación (CMA) de Roma y de la Cumbre de los Objetivos del Milenio, se comprometió a luchar seriamente para reducir el número de personas que padecen de hambre y desnutrición al menos en un 50 por ciento antes de llegar al 2015.
 
“Los datos más recientes de la pobreza extrema establecen que 2.224.814 nicaragüenses viven en condiciones infrahumanas, de pobreza extrema, hambre y desnutrición. El gobierno actual ha planteado como su principal enfoque social la lucha contra la pobreza, el hambre y la desnutrición con el supuesto de establecer la soberanía alimentaria en el país. Es la primera vez en los últimos 16 años que un gobierno en Nicaragua plantea que la soberanía alimentaria es la solución ante esta difícil situación, sin embargo los programas implementados todavía presentan debilidades en su aplicación”, explica el resumen ejecutivo del GISSAN.

Leer nota completa en UITA
Publicar un comentario