30 de julio de 2010

La semilla es la base

Foto Jorge Irán Vásquez
Del 25 de mayo al 5 de junio se realizó en Suiza la caravana de semillas, promovido por SWISSAID y las principales organizaciones de campesinos suizas; Organización Nacional de Campesinos IP-Suisse (producción ecológica) y Bio Suisse (productores orgánicos certificados). Durante los 10 días de caravana se recorrieron diferentes sitios del país para realizar actividades de intercambio y debate con representantes de diversos sectores involucrados en el tema de las semillas; empresas productoras de semillas y manifestarse ante la amenaza de la perdida de la biodiversidad. Al evento asistieron organizaciones de Nicaragua, Níger, la India y Guinea Bissau.

Cómo un producto de la Caravana de Semillas los y las participantes elaboraron una declaración final que a continuación se comparte.


Sin semillas, no hay vida. Sin Biodiversidad no hay futuro.

Las semillas son fundamentales para la nutrición y por lo tanto para la vida en general. Cualquiera que esta en posesión de las semillas o tiene el control sobre estas, tiene la llave para la seguridad alimentaria y de este modo el dominio sobre la sobrevivencia del género humano. Por siglos, los campesinos han guardado, desarrollado y mejorado las semillas. De este modo ellos han desarrollado aproximadamente 10,000 diferentes cultivos, cada cual con un gran número de variedades. En Europa, esto lo han hecho principalmente los productores durante los últimos 100 años. No obstante esta diversidad esta en peligro de extinción, con un 90 por ciento de variedades de cultivos que ya han desaparecido de nuestros campos.

A nivel mundial, solamente 15 diferentes especies de plantas y 8 especies de animales proporcionan la base de nuestra nutrición. La diversificación dentro de estas pocas especies también ha sido reducida considerablemente. La razón principal de esta dramática pérdida de diversidad, es el aumento de la industrialización de la agricultura, que se basa en la energía, el agua y el monocultivo intensivo con uso de agroquímicos. Los últimos avances en esta agricultura destructiva son las modificaciones genéticas y los cultivos patentados. La ingeniería genética en la agricultura conduce en última instancia a los monocultivos genéticos.

El mismo gen es introducido en diferentes especies de plantas y luego cultivado en todo el mundo. Asociado a estos monocultivos hay un aumento en la monopolización de las semillas

La Monopolización del Mercado Internacional de Semillas: Una dependencia peligrosa y reducción de la diversidad. A nivel mundial, dos tercios de todas las semillas se negocian comercialmente, es decir son vendidas por empresas de semillas. Solamente un tercio de la cosecha es manejada por los productores o comercializada entre ellos. Esto es especialmente el caso en los países en vías de desarrollo

  • 25 años atrás, más de 7000 empresas mejoradoras de plantas comercialmente activas estaban registradas. Ninguna de estas compañías controlaban entonces ni siquiera el 1% del mercado internacional
  • En la actualidad, el 67% del mercado internacional de semillas esta controlado solo por 10 empresas multinacionales de semillas. Solo las cuatro corporaciones más grandes (MONSANTO, SYNGENTA, DuPONT, LIMAGRAIN), controlan más del 50% del mercado.

Tal monopolio es peligroso. Este reducido número de corporaciones multinacionales controlan el mercado y no solamente determinan que plantas hay que cultivar y vender en el mercado, sino que también controlan su precio. El uso de la ingeniería genética en el mejoramiento de plantas también ha conducido a la introducción de las patentes de estas. Ahora inclusive plantas y animales de granja, criados en forma convencional están siendo patentados. El poder comercial de las multinacionales tiene implicaciones directas para los productores, como lo muestra un reporte publicado en Abril del 2009.

En los Estados Unidos, por ejemplo, los precios de las semillas han aumentado en un 146% en los últimos diez años, con un 64% de aumento sobre los últimos tres años. Más del 80% de la cosecha de soya y algodón y el 70% de la cosecha de maíz contiene al menos un gen patentado por la MONSANTO. En los últimos tres años, toda la semilla de algodón mejorada en India ha sido producida utilizando la ingeniería genética. El 95% del algodón hindú es genéticamente modificado. Estas semillas modificadas genéticamente son hasta un 300% más caras que las semillas de algodón convencionales”.

Además, la monopolización conduce a una reducción de la diversidad de especies y variedades en la agricultura. Las corporaciones multinacionales cultivan especies internacionales, que pueden ser comercializadas a nivel mundial. Estas especies son cultivadas sobre todo para sembrar monocultivos en gran escala. El criterio mas importante y frecuente para tales especies, es el rendimiento. Otras cualidades tal como la adaptabilidad a condiciones climáticas específicas, no son tomadas en cuenta. Estos cultivos internacionales de alto rendimiento, pueden solamente ser cultivados exitosamente, si además de usar suficiente cantidad de fertilizante químico, agua y pesticidas, las condiciones medio ambientales son adaptadas a una situación de laboratorio.

Al mismo tiempo, la biodiversidad puede solamente ser alcanzada cuando las semillas son cultivadas en el campo, de unas maneras descentralizadas, sostenibles y adaptadas localmente. Algunas empresas medianas que producen semillas de forma convencional están optando por métodos orgánicos para aumentar la resistencia de algunas variedades. De esta forma, las especies cultivadas son óptimamente adaptadas al clima local y a las condiciones de suelo, y ellas están constantemente mejorando en tanto las condiciones cambian. Teniendo en cuenta los cambios en el clima, este método de producción es más importante que nunca. La diversidad agrícola es la clave para la soberanía alimentaria y lucha contra el hambre.

La Diversidad como una estrategia para la Reducción y Adaptación ante el Cambio Climático La agricultura es la responsable de aproximadamente el 30% de las emisiones de efecto invernadero. Estas emisiones se deben principalmente al alto consumo de energía fósil por el uso de fertilizantes y maquinaria agrícola, también por la deforestación de los bosques tropicales y el transporte de bienes.

De acuerdo con el Informe Mundial de la Iniciativa de Evaluación Internacional del papel del Conocimiento, la Ciencia y la Tecnología en el Desarrollo (IAASTD), los monocultivos de uso intensivo de energía y la producción de carne de forma industrial elevan el calentamiento global. A la vez, el cambio climático afecta muy fuerte a la agricultura y por lo tanto pone seriamente en riesgo el futuro de la seguridad alimentaria global.

La diversidad biológica en la agricultura es una estrategia central para la adaptación a estos cambios. Una gran diversidad de especies y variedades aumentan la probabilidad de que las cosechas no sean destruidas en su totalidad por los eventos de tiempo extremo y por las sequías. La agrobiodiversidad puede ser vista como una política de seguro accesible y de autodeterminación para los pequeños productores. En vez de promover variedades solas de algunos cultivos importantes con un enfoque de éxito de corto plazo, necesitamos estrategias sostenibles de adaptación, que reduzcan la vulnerabilidad de la gente en los países en vías de desarrollo. Una agricultura sostenible y diversificada puede amortiguar el impacto del cambio climático.

La Caravana Internacional de Semillas exhorta a Suiza a:

Implementar una política agrícola que promueva una agricultura Suiza Sostenible, capaz de proporcionar a la población productos alimenticios, diversos, regionales (locales), sanos, libres de transgénicos y orgánicos, incluso en esta fase de cambio climático. Cualquier medida política debe estar encaminada a fortalecer la sobrevivencia a largo plazo de las explotaciones agrícolas Suizas. No obstante, esto no puede ser hecho a costa de las
personas, incluyendo a los pequeños agricultores o el medioambiente en otros países.

Tal política agrícola debe incluir en particular la promoción y el apoyo financiero de..
  • la sostenibilidad, el mejoramiento de semillas adaptadas a las diferentes regiones de Suiza
  • una producción de semillas libre de transgénicos, que también sea protegida a largo plazo de una contaminación potencial por organismos genéticamente modificados
  • programas de mejoramiento que conserven las variedades del patrimonio genético
  • la conservación, desarrollo, propagación y explotación de cultivos diversificados
  • una agricultura orgánica y diversificada que tenga una influencia positiva en la biodiversidad en Suiza y que de manera significativa reduzca el uso de energía y de agroquímicos.
En términos de política climática Suiza, esto significa...
  • el reconocimiento y promoción de la agrobiodiversidad y una agricultura diversificada, rural y orgánica como una estrategia para mitigar los efectos del cambio climático y adaptarse a estas condiciones cambiantes.
En término de política comercial Suiza esto significa...
  • que no se tomen medidas que podrían conducir que los precios sean afectados por “dumping” a través de las exportaciones e importaciones, ya que esto haría desaparecer los mercados locales y por consiguiente la posibilidad de producir y comercializar las variedades y especies locales.
En término de política de desarrollo Suiza esto significa..

la promoción y el apoyo financiero de un mejoramiento descentralizado, sostenible y adaptado a las condiciones locales en el campo.
  • apoyo a programas de mejoramiento de semillas que involucre a agricultores y su derecho a los conocimientos específicos desde el inicio
  • la promoción de la educación y de la formación continua en el área del mejoramiento y multiplicación de las semillas.
  • la promoción de la preservación, desarrollo continuo y uso de la biodiversidad local, en particular a través de programas locales y regionales de comercialización.
  • garantizar que los derechos de los agricultores con relación a las semillas y la biodiversidad local sean respetados en las negociaciones internacionales y que
  • la introducción de los derechos de propiedad intelectual, en particular las patentes de plantas y animales sean evitadas
  • También, demandamos una prohibición total sobre las patentes para plantas y animales, así como de sus características y genes.
El consumo de cultivos locales, diversos, sanos, de temporada, orgánicos y
productos del comercio justo, no solamente beneficia a los agricultores alrededor del todo el mundo, sino también a la biodiversidad!

Bio Suisse

IP-Suisse

Swiss Farmers Union (SBV)

SWISSAID

GenAu Rheinau

IG Emmer& Einkorn

ProSpecieRara

Sativa

Schweizerische Arbeitsgruppe Gentechnologie SAG

Verein für Alpine Kulturpflanzen
Publicar un comentario