miércoles, 2 de octubre de 2013


Premio Mundial a la Alimentación del 2013
“Esta vez, alienta a la Inseguridad Alimentaria Mundial”

Este año el Premio Mundial a la Alimentación fue entregado a Robert T. Fraley, vicepresidente ejecutivo de Monsanto y director de tecnología, Mary-Dell Chilton de Syngenta y Marc Van Montagu de la Universidad de Gante (Bélgica), autores de un método que permite insertar genes ajenos en las plantas y que promueven un modelo agrícola que genera hambre, pobreza y desigualdad.


“El Premio Mundial de Alimentación es un galardón internacional para reconocer los logros de personas que han promovido el Desarrollo Humano mediante la mejora de la calidad, cantidad y disponibilidad de alimentos en el mundo”. Este premio fue creado en 1986 por el Premio Nobel de la Paz Norman Borlaug con la ayuda de General Foods. 

Entonces, si el premio es para personas sobresalientes que ayudan a aliviar la pobreza, ¿cómo puede ser posible que se galardone a científicos vinculados con empresas transnacionales (MONSANTO y SyNgenta) que promueven el uso masivo de agro tóxicos perjudiciales para la Salud de las personas, el medio ambiente y la agrobiodiversidad y que además controlan el comercio mundial de semillas transgénicas, un peligro latente para todos los recursos genéticos y la seguridad alimentaria del Mundo?. 

Este premio a Monsanto y Syngenta, estimula las  concentraciones de capital y de poder  de las grandes transnacionales sobre agricultura y la alimentación, es un reconocimiento a la inseguridad alimentaria y nutricional que niega la riqueza y la diversidad de los recursos genéticos locales, es un reconocimiento para que estas empresas agraven la dependencia en el uso de agro tóxicos y semillas transgénicas no adaptables a las condiciones locales, es un premio a la contaminación ambiental y a la proliferación de nuevas plagas y enfermedades en plantas y animales, y de enfermedades crónicas para el ser humano. 

Es un reconocimiento al monocultivo y la uniformidad genética, y un castigo para la agrobiodiversidad, la agroecología y al saber campesino. 

Es un reconocimiento al fracaso del sistema agroalimentario convencional incapaz de alimentar y sacar de la pobreza a más de 925 millones de personas hambrientas en el mundo. 

Y entonces, cuál es el reconocimiento o premio para más de  1.5 millones de campesinos y campesinas que con su saber hacer en más de 380 millones de pequeñas explotaciones agropecuarias, permiten: 


  • Proporcionan el 70% de los alimentos para la humanidad  
  • Salvaguardar los recursos genéticos locales nativos, criollos y acriollados (plantas y animales) que contribuyen a la seguridad alimentaria y nutricional de nuestros pueblos. 
  • Conservan  y protegen los recursos naturales claves para la alimentación como las aguas, suelos, bosques y agro ecosistemas.  

En este sentido, las Organizaciones Socias de la Alianza Semillas de Identidad, se suman al RECHAZO de científicos y activistas del todo el mundo en contra el premio otorgado a las Transnacionales Monsanto y Syngenta, y demandamos a las Organizaciones participantes de seleccionar el Premio Mundial de la Alimentación ha:

  1. Reorientar sus criterios de selección, incorporando valores éticos y morales. 
  2. Reconocer en este premio a las redes y movimientos campesinos que resguardan los recursos genéticos claves para la alimentación y la agricultura. 
  3. Reconocer a las familias campesinas que contribuyen a la protección de los recursos genéticos y la Seguridad Alimentaria y Nutricional de comunidades, países y continentes.
  4. Excluir del premio las innovaciones producidas a partir de la biotecnología y que representa riesgos potenciales y reales a la salud de las personas y el medio ambiente.
     
  5. Excluir del premio las innovaciones transgénicas de empresas cuyo objetivo es la concentración de capital y el monopolio mundial. 


Harold Calvo-Alianza Semillas de Identidad

No hay comentarios: