35 MIL FAMILIAS CAMPESINAS DEMANDAN NO INGRESO DE SEMILLAS TRANSGÉNICAS 


 La Alianza “Semillas de Identidad”, que aglutina a más de 35 mil familias campesinas, Organizaciones de productores-as y redes de organizaciones sociales en Nicaragua, organizó el Foro: “Por la Agroecología y Soberanía Alimentaria, NO a los Transgénicos” que tuvo por objetivo destacar el valor estratégico de la producción Agroecológica y semillas criollas para la Soberanía Alimentaria y el Desarrollo Sostenible y analizar los riesgos de los transgénicos para Nicaragua.

Carlos Vidal, productor de Rivas que participó en el evento leyó un Pronunciamiento a nombre de las familias campesinas solicitando al Presidente de la República Comandante Daniel Ortega, reforzar los mecanismos de prevención y precaución para no permitir la introducción de organismos genéticamente modificados (Transgénicos ) a Nicaragua, con el fin de no perjudicar la salud humana, el medio ambiente, la economía y cultura campesina.

 En la misiva agradecen al mandatario por acoger sus demandas dirigidas a garantizar una vida digna, una alimentación sana y un ambiente saludable. Al mismo tiempo lo instan a promover la protección, fomento y libre intercambio de Semillas Criollas y Acriolladas en la nueva ley reguladora de la Producción, Comercialización, Investigación, Importación y Exportación de semillas que actualmente se encuentra en manos de La Asamblea Nacional.

En la actualidad Nicaragua no permite el ingreso al país de semillas transgénicas, algo que las familias campesinas organizadas alrededor de la Alianza Semillas de Identidad esperan que se mantenga con el apoyo de las autoridades. El Foro contó con la presencia del PhD. Miguel Altieri, Presidente de la Sociedad Científica Latinoamericana de Agroecología (SOCLA) y profesor de Agroecología de la Universidad de California; Silvia Ribeiro del Grupo ETC de México, periodista y activista ambiental en América Latina, negociadora de temas de tratado internacional ante las Naciones Unidas. El Msc. Fabián Pacheco Director del Centro Nacional Especializado en Agricultura Orgánica de Costa Rica, y Andreu Pol asesor del Programa Campesino a Campesino UNAG y miembro de la Alianza Semillas de Identidad.

 Los expertos debatieron sobre los peligros y riesgos que tienen las especies Transgénicas para la agro biodiversidad, la Salud, los recursos naturales ante el Cambio Climático y la economía campesina nicaragüense. De igual manera, sobre como la Agroecología como disciplina y como ciencia puede ayudar a crear modelos de agroecosistemas sustentables, es decir sistemas agrícolas que sean capaces de producir conservando los suelos, las fuentes de agua, los recursos genéticos, el medio ambiente, la cultura y la Seguridad y Soberanía Alimentaria de los y las nicaragüenses.

 Silvia Ribeiro periodista y activista ambiental en América Latina, negociadora de temas de tratado internacional ante las Naciones Unidas, expuso que estudios recientes de la Asociación Americana de Medicina Ambiental revelan graves consecuencias de los transgénicos a la salud humana como el cáncer causado por estos. Detalló que en lugares como en Santa Fé y el Chaco de Argentina ha aumentado la frecuencia de cáncer, malformaciones neonatales con altos porcentajes de esas poblaciones expuestas al consumo de alimentos genéticamente modificados.

 Lucía Aguirre de Swissaid y Alianza de Semillas de Identidad señalo que las semillas transgénicas utilizan una enorme cantidad de productos agroquímicos altamente tóxicos. “De hecho el glifosato (herbicida no selectivo de amplio espectro, desarrollado para eliminación de hierbas y de arbustos) que es uno de los productos que más se utiliza, ya la Organización Mundial de la Salud (OMS) dictaminó que produce cáncer “ afirmó Aguirre que frente a las semillas transgénicas destaco las propiedades de la las semillas criollas y acriolladas que son igualmente o más productivas.


En Nicaragua el 80 por ciento del área cultivable de granos básicos se realiza con variedades de simillas criollas o acriolladas, altamente resistentes a la sequía y se adaptan a las diferentes condiciones agro climáticas. “Esto significa seguridad alimentaria y generación de ingresos, porque venden los excedentes y alimentan a la población urbana” expreso Aguirre.


 Mayra López, Productora de Matagalpa y promotora de la Fundación Denis Ernesto González dijo que las semillas criollas o acriolladas se han recopilado desde los centros y provee a sus familias alimentos muy sanos y sin químicos teniendo una mejor nutrición.

“No queremos semillas que no conocemos” manifestó Blanca Landero Presidenta de la Cooperativa “Mujer Ejemplar” quien agregó que las semillas criollas la viven tocando todos los días y por eso las cuidan y protegen. Explicó que a los 40 0 60 días ya está listo el maíz y que con poca lluvia pueden producir. La Alianza Semillas de Identidad funciona desde el año 2008 y trabaja la promoción de semillas criollas y acriolladas especialmente de maíz, frijol, sorgo y arroz aunque también de otros rubros como tubérculos y frutales.

A nivel Nacional cuenta con más de 400 bancos comunitarios de Semillas Criollas y Acriolladas donde productores y productoras pueden tener acceso a este valioso recurso.
0