martes, 2 de diciembre de 2014



3 DE DICIEMBRE: DIA MUNDIAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS Y
NO A LA INTRODUCCION DE TRANSGENICOS EN NICARAGUA

Cada 3 de Diciembre, se celebra el Día Mundial del NO uso de Plaguicidas que tiene como finalidad hacer una reflexión y toma de conciencia mundial sobre la grave crisis ambiental generada por el uso de agro tóxicos (fertilizantes, plaguicidas, insecticidas). Esta fecha fue establecida por 400 organizaciones miembros del PAN (Pesticide Action Network) en 60 países, recordando las miles de personas fallecidas y otras miles que quedaron con secuelas a consecuencia del accidente de Bophal, India en 1984, al ser liberado un componente químico utilizado en la elaboración de un plaguicida de la Corporación Unión Carbide.

En Nicaragua, es de todos conocido los graves efectos causados por la intoxicación y muerte de cienes de personas en el departamento de Chinandega, por el uso indiscriminado de Nemagón en el cultivo de banano entre 1970 y 1980. 

El Programa de vigilancia epidemiológica de los Ministerios de Salud y la Organización Panamericana de la Salud OMS en Centroamérica, estima que cada año, 400.000 personas se intoxican por plaguicidas. La agricultura convencional y la biotecnología de los transgénicos son altamente demandantes de agro tóxicos. Desde que Estados Unidos comenzó con transgénicos en 1996, el uso de agroquímicos aumentó en 23 millones de kilos. Numerosos estudios a nivel internacional han demostrado los efectos nefastos que los agrotóxicos y los transgénicos tienen para la salud de las personas, plantas y animales, además de contaminar los suelos, el aire y las fuentes de aguas. Los transgénicos son organismos a los que se les ha insertado genes de otras especies.

Los cultivos transgénicos producen menos que los cultivos convencionales, no están adaptados a las diversas zonas agroecológicas, aumentan los costos de producción y contaminan los recursos genéticos locales (semillas criollas) como ya ha sucedido en varios países. Además, son semillas con patentes en manos de las mismas empresas transnacionales que los producen y venden; el productor no puede guardar la semilla para el próximo ciclo sino que tiene que comprarla de nuevo. 

En conmemoración de este día, las más de 35 mil familias campesinas y organizaciones campesinas que conformamos la Alianza Semillas de Identidad, instamos a nuestro Gobierno y sus Instituciones públicas a

1-     Fortalecer el marco jurídico nacional a favor de la protección y fomento de los recursos genéticos locales, implementando y reglamentando las leyes: 807 Ley de Biodiversidad y 765 Ley de Fomento a la Producción Agroecológica y Orgánica.  

2-     Desestimular el uso y dependencia de los plaguicidas en la agricultura, mediante la supresión de subsidios para la compra de estos insumos.

3-     Fortalecer las capacidades de autoridades competentes para revisar, analizar y determinar técnica y científicamente los riesgos asociados a especies transgénicas.

4-     No promover ni aprobar leyes, programas o proyectos que permitan la siembra de transgénicos para fines de comercio, validación o experimentación en Nicaragua.

5-     Dar seguimiento a la implementación de la ley 274: Ley Básica de Regulación y Control de Plaguicidas y Sustancias Tóxicas en Nicaragua aprobada en 1997, y ajustarla a las nuevas Directrices, Convenios y Leyes internacionales que prohíben el uso de agrotóxicos adicionales a la docena maldita. 

6-     Continuar ejecutando la aplicación del Decreto 04-2014, que prohibió la importación de moléculas de Carbofuran, Aldicarb, Endosulfan, Terbufos, Metomil, Etoprofos, Paraquat y Clorpirifos, mostrando el compromiso del gobierno con la salud de los nicaragüenses. 

7-     Impulsar el uso de prácticas Agroecológicas las cuales dieron origen a la gran diversidad de especies, variedades y cultivos indispensables para nuestra Seguridad Alimentaria.

8-     Defender los Derechos legítimos que tienen las familias campesinas e indígenas para  preservar, multiplicar, mejorar e intercambiar libremente sus semillas criollas y acriolladas.

9-     Nuestra Constitución Política en su artículo 60 expresa que “los nicaragüenses tienen derecho de habitar en un ambiente saludable, así como la obligación de su preservación y conservación”.

Managua, Nicaragua. 3 de Diciembre del 2014

miércoles, 1 de octubre de 2014



 La Agroecología y las Semillas Criollas claves para la adaptación al  cambio climático."


El 25 de septiembre del 2014, más de 80 productores y productoras de Nueva Segovia, representantes de instituciones y organizaciones sociales se dieron cita en el local de la Cruz Roja de  Ocotal, para intercambiar información, conocimiento y experiencias sobre como la Agroecología y las semillas criollas son claves para mejorar la resiliencia de los sistemas de producción campesinos al cambio climático.

Este año la producción campesina se vio afectada por el fenómeno del niño, Nueva Segovia, ubicada en el corredor seco de Nicaragua, fue muy afectada, las familias campesinas perdieron casi en su totalidad la producción de maíz y frijol.

Durante el encuentro productores y productoras presentaron sus experiencias de producción agroecológica, basada en la conservación de suelo y agua, rotación y asocio de cultivo y conservación de los recursos genéticos locales, lograron cosechar y garantizar su seguridad alimentaria y nutricional; así reafirmaron que la agroecología es el camino para que los sistemas de producción campesinos, sean más resilientes al cambio climático.

En la foto, doña Margarita productora de Nueva Segovia muestras las obras de conservacion de suelos en su parcela, la producción de hortalizas que garantizan la alimentación de su familia. 

 
 

Demostraron que el trabajo comunitario es clave para mejorar las condiciones de vida de las familias campesinas. 

El foro fue apoyado por la Alianza Semillas de Identidad y por el Grupo de Promoción de la Agricultura Ecológica (GPAE), con el apoyo de las organizaciones locales: Cooperativa Municipios Unidos, SOYNICA Ocotal, UNAG/PCAC, COOSMUDESON, Cooperativa ORFILIA VAZQUEZ y ADEPROFOCA.

Al finalizar el encuentro los y las productores/as, trabajaron en grupo y definieron algunas acciones que los Gobiernos locales, las organizaciones sociales y las familias campesinas pudiesen implementar para transitar de una agricultura convencional dependiente de agroquímicos a una agricultura agroecológica  basada en los conocimientos y la cultura campesina loca.




martes, 1 de julio de 2014




ALIANZA SEMILLAS DE IDENTIDAD COMPARTE CON PERIODISTAS Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN MOCIONES A LA ACTUAL LEY DE SEMILLAS

01 de Julio del 2014


Productores, productoras, Organizaciones gremiales Campesinas y Redes de Organizaciones que conforman la “Alianza Semillas de Identidad”, dieron a conocer  periodistas y medios de comunicación de Nicaragua, sus aportes y propuestas de modificaciones al Ante proyecto de “Ley reguladora de la producción, comercialización, investigación, importación y exportación de semillas”, presentado a la Asamblea Nacional. 

Las familias campesinas después de realizar un análisis del ante proyecto de ley, consideraron pertinente que se regule a la certificación de semillas convencionales. No obstante señalaron que por las diferencias sustanciales entre las semillas criollas y acriolladas y las semillas certificadas convencionales, estas se deben de legislar por separado para evitar lesionar los derechos ancestrales de usos y costumbres de los campesinos y las campesinas y pueblos indígenas nicaragüenses, asimismo valoran importante que se debe priorizar la protección de los Derechos de los pequeños y medianos productores y productoras nicaragüenses. 

En este sentido, las organizaciones que conforman la Alianza “Semillas de Identidad” solicitaron a las Instituciones públicas competentes (Ministerio de Agricultura y Ganadería, Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria, Instituto Nacional de Transferencia de Tecnología (INTA), Ministerio de Economía Familiar) y a la Asamblea Nacional, exceptuar del proceso de certificación las semillas criollas y acriolladas, para que continúen rigiéndose según usos y costumbres de las comunidades campesinas, en libre intercambio para garantizar su Soberanía y Seguridad Alimentaria y su adaptabilidad al cambio climático. 

En este marco, solicitan que el título, el objeto y el ámbito de aplicación de dicho Ante proyecto de ley, sean aplicables claramente a las semillas certificadas obtenidas producto de un proceso de producción convencional. 

De igual forma las organizaciones gremiales reiteraron su demanda de NO sembrar ni liberar en Nicaragua organismos transgénicos, ya que atentan contra la diversidad nativa del país y la economía familiar campesina. Esta demanda surge ya que el proyecto de ley retoma en su artículo 51 aspectos que ya están regulados en la Ley No. 705, Ley sobre Prevención de Riesgos Provenientes de Organismos Vivos Modificados por medio de biotecnología Molecular”, lo que genera una distorsión en la implementación de la misma, por lo que proponen eliminar este articulo. Expresaron preocupación por declaraciones públicas de la empresa privada cabildeando para la introducción de transgénicos al país. 

Muy importante demanda, es que se elimine o modifique el Artículo 62. Referido a la prohibición de Venta de semillas sin etiqueta. Las semillas criollas y acriolladas son de propiedad colectiva de las comunidades campesinas e indígenas que no pueden ser privatizadas y el Estado debe garantizar su libre intercambio o venta para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional de las poblaciones, según sus costumbres ancestrales. Por lo tanto, se deben exceptuar de la prohibición de venta y referir en este artículo la prohibición de venta, únicamente a semillas certificadas sin etiqueta

Contacto, 

Harold Calvo Reyes
Coordinador de la Alianza Semillas de Identidad