Recuperan semillas criollas en Jinotega


Tomado del Diario La Prensa

Veintitrés variedades de semillas criollas de frijoles, diez de maíz, siete de trigo y cuatro de sorgo han sido rescatadas luego de tres años de investigaciones que realizaron en Jinotega la Comisión Ambiental Departamental, el organismo Avoded y el Ministerio Agropecuario y Forestal (Magfor).

Para realizar este proceso se invirtieron 8 mil dólares y se recibió el apoyo de varios organismos internacionales.

“Lo que buscamos ahora es, una vez rescatadas y validadas las 44 variedades de semillas de los cuatro rubros, se incluya las semillas rescatadas en la Ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria de nuestro país y esto podrá facilitar a los productores un banco de semillas cuyo costo será de 150 córdobas el bolsón en vez de 700 córdobas que anda costando el bolsón de las llamadas semillas certificadas”, declaró el ingeniero Manuel García Pineda, funcionario Avoded.


EL CASO DEL TRIGO

El especialista en semilla de Islas Canarias, España, Antonio Perdomo, se llevó la variedad de semilla de trigo denominada jupateco, única que se cosecha en las comunidades La Esperanza y La Colmena Abajo y Arriba, Cucuna y Pastor, El Gloria y Durousa.

Esa variedad, según García, fue traída a la zona de La Concordia y San Rafael del Norte por los conquistadores españoles y en España ya había desaparecido. “Perdomo tratará de introducir nuevamente esas variedades en su país e investigará, ahora con el cambio climático, en qué zonas de España se adaptará mejor”, sostuvo García, quien señaló que lo “más importante es que estas variedades de semillas criollas son amigables con el medio ambiente y no están adulteradas hasta con genes de animales, como las llamadas semillas certificadas enlatadas”.

Las 44 variedades de semillas ya están empacadas y rotuladas y los productores ya las validaron.

NO SON RECOMENDADAS EN ALGUNAS ZONAS

La investigación sugiere que ciertas variedades de semillas de maíz y frijoles de la zona húmeda de Jinotega no son recomendables para Wiwilí, El Cuá, Pantasma y San José de Bocay, porque estas zonas son húmedo-calurosas y las semillas de la nebliselva fría son otras variedades, comentó la profesora María Teresa Centeno, presidenta de la Comisión Ambiental Departamental.

“Por eso es que las llamadas semillas certificadas enlatadas han sido un fracaso y no han germinado en ciertas zonas de Jinotega, porque carecen de una investigación agroecológica que identifique dónde se adaptan mejor, y han causado pérdidas a los productores”, apuntó Centeno.

Don Lázaro Centeno, de la comunidad Yanke, ha producido las variedades de frijoles inta y rojo. “Para mí es un honor en mi parcela contribuir a rescatar la semilla criolla”, afirmó.

Entre las variedades de semillas de maíz rescatadas por los productores están el tusa morada, maíz amarillo, maizón, pujagua, catacamas, olotillo, rocamel, blanco-pinto, resistentes a mucha lluvia, sequías y sobre todo a la famosa plaga del cogollero, que diezma las milpas.
0